20/08/2013

Robots que asisten a personas con discapacidad

 

Un grupo de Investigadores del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) han creado un robot de servicio a las personas mayores. Se llama Markovito y entre sus funciones está la de asistir a personas con discapacidad, enfermas o de la tercera edad.

Con tal de conseguir su misión, Markovito está provisto de sensores, cámaras, computadoras, controladores Kinect, micrófonos, bocinas y un brazo robótico que le permite manipular objetos.

Un gran despliegue tecnológico que permite al robot detectar la presencia de personas en el entorno, identificar sus rasgos físicos, seguirlas, interactuar con ellas a través de la voz, coger objetos y entregarlos a quien los haya solicitado.

De momento, Markovito está en fase de pruebas y necesitan perfeccionarlo para que pueda monitorear el estado físico del usuario, reconocer situaciones que requieran atención médica y contactar con urgencias, leer en voz alta, contestar correos electrónicos e incluso hacer de lazarillo si el usuario tiene discapacidad visual.

Se prevee que, si su desarrollo es favorable, Markovito pueda usarse en otros ámbitos a parte del doméstico, como guía de museos, o en hospitales asistiendo a los médicos.

Unos avances dignos de película (Ver: Un amigo para Frank) con los que se pretenden resolver las futuras necesidades del envejecimiento global de la población.