01/03/2013

Falta accesibilidad en la estación de Sabadell Centre

 

La adecuación de la estación de Sabadell Centre es la asignatura pendiente de la ciudad, después de décadas de reivindicaciones y denuncias por parte de los partidos políticos. La estación de Renfe Sabadell Centre sigue sin estar adaptada para todos los usuarios de la ciudad. Sabadell ha acondicionado la mayor parte de las aceras, cruces y plazas para que las personas con dificultades de movilidad  puedan adquirir mayor movilidad. Sin embargo, la estación sigue teniendo barreras arquitectónicas que la hacen inaccesible para todas aquellas personas con movilidad reducida.

Josep Abad, un ciudadano de Sabadell con problemas de movilidad desde hace años comenta que sus dificultades con el movimiento no le impiden realizar sus actividades diarias. Sin embargo es uno de los afectados por la falta de adecuación de la estación de Renfe, no ha podido acceder nunca a un tren en Sabadell Centre. Si quiere hacerlo tiene que desplazarse hasta los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya o bien coger un taxi, lo que resulta mucho más caro. Josep asegura que “las barreras arquitectónicas definen la calidad de una ciudad”.

Josep afirma que Renfe está actuando al margen de la legalidad catalana puesto que en 1991 se aprobó la “Llei de Promoció de l’Accesibilitat i de Supressió de Barreres Arquitectòniques” que distingue tres tipologías de barreras arquitectónicas: edificación pública, transporte y urbanísticas.

La estación de Sabadell centre tiene problemas de accesibilidad debido a barreras de edificación pública y transporte; no dispone de ascensor, el único acceso al vestíbulo es mediante tramos de escaleras sin adaptar, las mecánicas que dan acceso a la vía no funcionan, esto afecta a gente mayor, familias con hijos pequeños, etc., y la mayoría de trenes no disponen de rampa adecuada para subir con silla de ruedas.

Según fuentes de Renfe, hasta principios de marzo no se abrirá el concurso público para adjudicar las obras de esta estación. Los usuarios esperan que esta vez, por fin, sea la definitiva y puedan tener una estación sin barreras arquitectónicas y plenamente adaptada para todos sus usuarios.